Cómo limpiar los dientes de leche de manera efectiva
Español Valencià Català Gallego Euskera English
Noticias de actualidad y ultima hora. Noticias locales y regionales en <strong>Cuenca</strong> Cuenca

Cómo limpiar los dientes de leche de manera efectiva

Cómo limpiar los dientes de leche de manera efectiva jueves, 6 de febrero de 2020

Los dientes de leche son los primeros que desarrollamos a lo largo de nuestra vida. Son relativamente temporales pero, aunque serán reemplazados en el futuro, esto no significa que no sean importantes o que no requieran de ciertos cuidados.

Los dientes primarios, como también se les conoce, ocupan el espacio que ocuparán posteriormente los dientes definitivos y, si no los cuidamos bien, pueden producirse caries que se traduzcan en una futura infección. A

Además del dolor, también puede afectar el germen del diente adulto que está debajo y producir daños irreversibles en la dentadura de vuestros hijos.


Así pues, veamos cuál es la forma óptima de cuidar la dentadura de los más pequeños de la casa:
La higiene es la clave, incluso cuando no hay dientes.

Incluso aunque nuestro bebé no muestre señales de dentición -proceso en el que los dientes salen y se desarrollan-, es conveniente lavarle las encías después de las comidas.

Para ello, podemos usar una gasa mojada con agua y mucha delicadeza. El objetivo es eliminar cualquier resto de comida que haya podido quedar en la boca. Para esto también existen utensilios de plástico que se adaptan al dedo y hacen la limpieza más sencilla. De este modo, y desde una edad muy temprana, el bebé puede empezar a asociar que después de comer hay que limpiarse los dientes y, cuando crezca, usará el cepillo de dientes de manera natural.

Cómo cuidar correctamente los dientes de leche
Al igual que los nuestros, los dientes de leche requieren de una higiene dental regular. En cuanto salen podemos comenzar a cepillarlos, pero siempre con cepillos específicos para cada etapa y usando una cantidad de dentífrico reducida e indicada para su edad.

Una buena medida es un pegote pequeño, en torno al tamaño de un grano de arroz.

El cepillado ha de ser lento y delicado y, al terminar, usaremos una gasa húmeda para retirar los residuos de pasta de dientes que hayan podido quedar.

Los dientes de leche no están exentos de caries

Así pues, si observas alguna decoloración o pequeños agujeros en los dientes de tu bebé, debemos acudir al dentista lo antes posibles. Del mismo modo, cuando el bebé cumpla un año es recomendable acudir al dentista, para asegurarnos de que todo está en orden y descartar cualquier problema posible

 

Colaboran:Ayuntamieno de CuencaSEGURDATA
PORTALES DE LA RED PORTALDETUCIUDAD.com
Condiciones de uso - Política de privacidad - Política de cookies